Futuros portadores

         Cuando Jesús pidió que los niños fueran a él, es porque prefería los gritos a la estupidez de los que le rodeaban. Dejen que griten los niños, yo sé que ustedes no son estúpidos.

         ¿Haces caso u omites ideales? Aún se está decidiendo, el médium quedará conmigo, espero no sea un problema. Nunca esperes de mi boca escuchar un hijo, más ten claro que quién contigo quedará tiene voluntad propia y busca proteger a quienes quieras proteger, ya tienen evidencia de aquello.

         Cometen un solo error, siguen orándole al Padre, deberían orarle al Hijo, sabe que lo tienen presente pero no se lo han dicho aún.

         Comenzaste un gran viaje de la mano del doctor al parecer, él te dirá que hacer ¡harás caso! No soy médico, pero soy tan loco como quien si lo es. La papa absorbe los golpes y las inflamaciones también, los médicos no pueden ver lo que no está inflamado, pues no es su especialidad ni su área tampoco.

         Tomen agua, no de pomo, hervida. Aun el agua podrida pierde sus propiedades con el hervor, si tomas el “concho” te enfermarás, si no te aliviará, agua hervida reposada en la noche, tres litros por día, en siete días me cuentan. Olviden el agua tratada, eso los va a matar.

         Ya saben quién son y quien no, han escuchado mucho de mí… fui tan pillo como antes y tan pillo como hoy, quien me llama Af es mi amigo, aun si no le he dado permiso de hacerlo.

         Hay muchas formas de volar y no te he dado alas, pide alas arriba entonces… ¿quién te ha dicho que un hombre al morir tiene alas? Poco les falta para tener cuernos en realidad, ya leerán y entenderán también.

         Ustedes hacen caso, si van a la invitación entenderán y sabrán más.

         Hay experiencias gratas en la vida y gratas experiencias también en la muerte, has dicho me cubren y me protegen, nadie lo ha hecho, tienes huevos mujer, eso salva a tu esposo.

 

         Te tienen entre ojos y los ojos de un ángel están entre ojos también, ellos deciden y concilian, no asignados por hombre, en muchos no habrá asignación, son grandes invitados y solo recibirán una gran bendición.