Formas de decir sin contar tus problemas

         Hoy van a aprender algo, algo de otros amigos, ya han entendido y asumido también, mas hay cosas que no pueden aprender de los ángeles, pues no nos corresponde enseñar.

         Hay formas de decir lo que uno quiere para sí mismo sin contar los problemas, no preguntas para otro, haces la pregunta correcta para recibir la respuesta correcta ¿a cuántos has buscado ya? Se les ha dicho cartas blancas y cartas negras, las negras son las mejores opciones, ofrecen poco, pero dan más de lo que ofrecen, sigues buscando cartas blancas, se quejan algunos y preguntan porque no funciona, pero Af no responde y decide llamarte, la solución está a la vuelta de la casa, es simple, es fácil. ¿A quién pedir consejo? Hay médiums, hay muchos médiums entre ustedes, médiums que aún no dominan lo que son, pero hay un médium al que pueden preguntar y él dirá que hacer, no están traicionando a nadie, el médium no ve esto, ya tienes los recursos, ya se lo hemos dado, entonces pregunta que hacer, imita, lleva, mas te dejo claro, si dice que mover y elige esa piedra, tú lo haces.

         Somos sus sirvientes, en otros planos ustedes nos sirven, o mas bien sería, en otros planos ustedes no sirven. Es bueno reconocer jerarquías, usar una de ellas no es traición, mas bien es auxiliarse a uno mismo, el respeto es humano muchacho, el respeto es dar a otro lo que cree que necesita, si te pones en la posición de dar a otro te estarás quitando a ti mismo lo que no tienes. Un consejero de Dios, un consejero de los ángeles, aun un consejero de los demonios, dará un consejo de carne, mas no necesitará escucharlos y aun si tiene mucho poder en su carne, su jerarquía limita sus palabras o su necesidad, nadie más te va a enseñar necesidad y jerarquía, da mucho, pero muestra poco, no a los suyos, ustedes ya no pueden esperar, tengo eones de años y cuando tuve muchos ya y siendo humano, pude conocer la sala de otro humano, para esto necesité vivir, si no hubiera vivido mil vidas hubieran pasado por mí y recién hubiera cumplido lo que quería, hay tiempos de hombre y tiempos de Dios, los tiempos de hombre darán jerarquía por necesidad, serán tres años, uno haciendo un esfuerzo, los tiempos de un consejero de Dios son los que necesite.

         Deberías dejar de hacer que llueva chocolate.

         Aquello que es demasiado blanco no es de Dios y aquello que es demasiado oscuro tampoco lo es.

         Cuando le das el título de “nuevo” a algo es porque ha dejado de ser lo que era. 

         Ego neo expulso don demoni don espectro, soeo liberi, soeo nocta. (Palabras para limpiarse uno mismo).

 

         Envié a Arí a robar la gallina de la vecina y Arí preguntó, por qué maestro, ve y roba la gallina de la vecina, agachó la cabeza y fue corriendo, esperó a que se durmiera, saltó la cerca y trajo la gallina, preguntó qué hago con esto, ve y devuélvela, fue tras la orden y lo hizo, la vecina partió un palo en su cabeza, llegó hasta mi casa, Af mira lo que me has hecho, no muchacho, te lo has hecho tú, yo te he pedido que hagas algo, no te he dicho que tenías la obligación de hacerlo, tú podías decidir y decidiste que la autoridad era mayor a la tuya. Nadie tiene más autoridad que tú, solo es un consejero, alguien que guía.