Plata 7

–Me dolió la barriga…

–Quiere que cambie el recipiente (el café estaba en vasos de cartón)

¿Qué tan malo es para los hombres, beber café en papel y goma?... prefiero lo tradicional.

–De nuevo aquí…

            Tienes nobleza en tu corazón, ¿ya sabes porque estás aquí?... Dejemos que crea que lo sabe.

            ¿Y tú, sabes para que estas aquí?

–Tengo muchas preguntas.

            Haz una de ellas.

–Las cosas que estoy haciendo y que están mal en mi vida.

            Será una larga conversa, ponle más café.

            Esto eres… esto tu vida; eso eres tu ante tu vida, pero crees ser esto.  

            Seamos claros, quien cree poder llevar un barco solo, se hunde… a menos que tome posesión del barco; pero eso ya es otro nivel.

–¿Puedo servirte Af?

            No me des papel con goma.

–No, no…

–¿Están con azúcar?

–Hay dos que no.

–¿Sera que puedes ponerle azuquítar… quieres probarle así o no?

            ¿Poca o mucha?

–A tu gusto…

            Mucha está bien.

–Ja, ja. ¿Una probadita?

            Dame tu visto bueno…

–Que rico… ja, ja. (Dos de los cafés que trajeron no tenían azúcar. Cargo el café con la mano y era mejor que haberle puesto azúcar) ¿Paso o te devuelvo?... ¡que bestia!, es como comerse un caramelo de los típicos esos… los toffees… que delicia… está súper rico.

–¿Puede probar Paolo?

–Maestro…

            Pide muchacho, no esperes que te venga.

–Lo que pasa es que, yo puse azúcar solo en uno, y los dos, cuando ya regresábamos, le digo ¡chuta!, me olvide de poner azúcar en los otros dos. El que se tomó hace un rato era el que tenía el azúcar.

–Que goce… no tenía.

–Me encanta cuando hace estas cosas, pruébale, pruébale.

            Le he quitado el azúcar muchacho…

–No está nada dulce

            Y he puesto eso aquí.

–Va a estar más dulce todavía.

–Hijue… prueba… almíbar…

            Dejen en paz mi café.

            Siéntate aquí –le dijo, y lo sentó frente a frente con él.

            ¿Tienes acaso una idea de lo que has pedido?

–¿De lo que te pedí a voz?... pedí algunas respuestas.

            ¿No estas sintiéndolas acaso?

–Sí.

            Algunos reciben palabras con respuestas; otros deciden sentirlas. Heme aquí haciendo que las sientas. La única razón de que tu vida no sea vida, son tus decisiones. Deja de decidir por el bienestar de otros y decide por tu propio bienestar. Los otros estarán bien, cuando tú ya estés bien, no antes.

            Vamos a marcar un hito… cierra tus ojos un momento… Y ahora mueres…

            Mira de frente… mira las manos de tu amigo muchacho…

(Paolo tenía las manos sobre la mesa. Afael absorbió el ente que se encontraba en él, y Paolo empezó a ponerse morado).

–Están moradas…

–Hijue.

            Hoy regresas a la vida, un hombre nuevo (empezó a temblar fuertemente). Hoy revives… (Y absorbió otra entidad más)

–¡Vele las manos…!

            Ya estas curado muchacho, me debes un café…

–¿Se tragó dos cosas no?

–Le dijo hoy mueres…

–Es que tenía dos cosas… se fue…

–Ya regresas, tranquilo… toma aire…

–¿Dos cosas se comió no?

–¡Que hijue perra!

–Te necrosaste todo…

–Si… estabas con las manos de muerto, estaban moradas, necrosadas…

–¿Estas bien?... tranquilo.

–¿Qué tenía?

–Un par de cuquitos que Af se, se tragó; dos se tragó.

–¿No viste?

–Si pero, no sabía que es. El uno le soplo y al otro le agarro… pero el que te tragaste (a Geovanie que ya estaba presente)… ese creo que era más fuerte porque sonó croc aquí adentro (señalando la boca del estómago)

–¡Necesito un tabaco loco!

–Tranquilo…

–Lo que acabo de ver hermano… brutal lo que acabo de ver loco…

–¿Oye Por eso me dolía el estómago cuando ellos llegaron, por el bicho?

–Aja por el bicho…

–Se me quito pero ya… si, me dio nausea.

–Es un trabajo bien hecho; pero al parecer ya conoces la fuente.

–Una hija de…

–De mujer mismo…

–Sí, de mujer es…

–Venganza…

–Que brutal loco, que brutal.

–Te convulsionaste porque regresaste… se fue tu alma y regreso al cuerpo, ¿Eso paso no?

–Le chupo, te limpio y te regreso.

–Te mato, pero literalmente te moriste…

–Nunca he visto algo tan impactante… primera vez que he visto algo tan brutal.

–Pepa loco… no había visto esas locuras… bien bacán…

–¿Cuándo se originó esto?

–Hace ocho años…

–¿Cuál es tu ex mujer la primera, hace cuánto tiempo la dejaste?

–Yo soy soltero… la primera pareja que me ha marcado, fue una tipa que se casó con otro tipo…

–¿Qué tiempo?

–Ocho años…

–Ves, te estoy dando hasta el tiempo.

–Pero ella me dejo y se casó con otro.

–Pero eso no quiere decir que no se haya ido vengando primero

–Tú me pides la fuente de la brujería, te estoy diciendo de donde vino.

–Ella volvió a mi vida justo hace un ano y volvió porque ella quería revivir todo eso y yo no permití.

–Lo que te hizo, lo que tienes o tenías es un “ato de pasión”. Significa eres mío y eres mío; o sea hijue puta tú no eres de nadie más que no sea mío. Eso fue lo que te hicieron. Es un tipo de trabajo de budismo.

–Por eso, ¿ves que es bueno tener palancas? Ja, ja.

–¡Es bueno tener palancas pana! Ja, ja.

–Ha sido una cagada todo… perdón por lo que digo.

–Tranquilo, aquí  no pasa nada…

–Por eso toda mi vida sentimental a partir de ahí ha sido una cagada…

–Tomate un café… eso te pasa…

–¿Oye y estas cosas que me están pasando en mi trabajo y todo…?

–Se acabó…

 

–Todo se deriva al amor, tú tienes que hacer las cosas por amor… el amor no se deriva solamente en las personas, en el placer. El amor se deriva en el que si tú haces, lo haces por amor…