Epístolas

Búsqueda

 

Me gusta hablar con las conciencias que tienen conciencia. Reconozco niveles y no me reconocen aún, algunos ya no pertenecen a esta casa. Quien a espalda del Padre está, pertenece a la mía, soy el dueño de tu casa.

Todo lo que sea dado a otro por voluntad, si viene de tu mano, no por ego, por colaboración talvez, por ayuda, incluso por nostalgia, es bien visto, es bien visto no por mí, sino por ustedes y ustedes son hijos de Dios, lo que sea bien visto por los ojos de los hijos de Dios, bien visto por el Padre es.

Merlín. ¿Quieres hablar de él? ¿Antes o después? ¡Después! ¿Qué quieres de él? Después, de astrología y creación, antes mentalismo y curación. ¡Después! Todo chacra que no puede cerrar, todo chacra contaminado debe curarse en la noche, no en el día. Aquel que genera resistencia a tu palma, resistencia que llega a tu estómago, se siente en tu plexo, solo se controla ¿quién te dio esa información? Las tres estrellas lineales permiten exponer todo tu potencial, marca las mismas sobre el receptor y alinéalo, la alineación desconectará completamente el alma del trasmisor, solo Merlín conocía este hechizo, “Desanimus Corpus”, recuesta al enfermo, tres prismas, debe ser cuarzo transparente, frente, estómago, en el centro de ambos pies, su alineación debe ser perfecta con las estrellas, debe hacerse en campo abierto, entonces el más complicado de desatar saldrá de su cuerpo, tendrás un cuerpo vulnerable para tomar todo lo que quieras, eliminar todo lo que quieras, entonces por decisión “Animus Corpus” y el alma se reintegrará. A tu miedo de que el alma se quede afuera, no podrá hacerlo, la conexión entre los prismas y las estrellas genera una pirámide de protección para el alma mientras trabajas con el cuerpo, es el ancla.

Hay lo curable y lo incurable, se puede curar el cuerpo, pero no la mente, puedes condicionar la mente y puedes reprimirla, puedes esconder lo que siente y lo que piensa, a esto solo estás creando una bomba de tiempo. Trabaja primero la mente, luego el alma, hay oraciones que no llegan a la mente.

Auras con números, hay quienes llaman símbolos, son números. El que parece una zeta, es uno, el que parece ele, con ese ganchito raro,  es tres y esa cosa que parece una eme muy bonita, es nueve, no hay un siete, no hay uno solo, solo puedes dar el número que no son el número del que te riges para formar una cárcel perfecta.

Arí vino un día a mí, se sentó y lloró. –Af, todos me hacen daño y yo he dañado también ¿cómo ve Dios eso?- Dejé que el muchacho espere la respuesta, le mandé a hacer un par de tareas, cada respuesta tenía un cobro, se sentó entonces por la respuesta, recuerdo claramente lo que le dije “¿tú crees acaso que Dios va a estar observando cada estupidez que hacen los hombres para juzgarlo? Dios no puso normas entre ustedes, puso condiciones, no les dijo respétense, no les dijo tolérense, si mal no recuerdo, les dio libre albedrío, el libre albedrío es “has lo que te de la artísima y regalada gana”. Las normas morales nacieron de los maestros, los maestros vinieron de la casa de Dios, no de sus normas, todo lo que el hombre haya aprendido lo aprendió del hombre, Dios jamás caminó entre ustedes, ninguno de ustedes puede decir vivo bajo las normas de Dios, porque Dios no tuvo normas entre ustedes ¿dime qué diablos les enseñó el Hijo, Jesús entre ustedes, y dime qué está escrito? Entenderás entonces qué les dio tu Dios, ámate a ti mismo cómo a otros, no más. ¿Con quién se llevó Jesús? Ladrones, prostitutas y otras gentes del entonces, no porque ellos necesitaran perdón, porque ellos necesitaban su ayuda. Los errores del hombre son los errores del hombre, aquel término que ustedes usan “mis propios demonios” son los que tú te has creado. Ve y pon un niño entre ladrones, para él robar estará bien, tomar lo ajeno estará bien, lastimar a alguien estará bien, así fue creado, ve y pon una niña entre santos, crecerá aburrida y crecerá santa y para ella será correcto. Lo que para tu mente sea correcto, para el universo lo es, pues es tu universo, ahí es donde debes deformar. La deformación del conocimiento que tienes nace de los valores que te han impuesto, descondiciona tu mente, entonces estarás libres de tus demonios, conocerás tus errores, se convertirán en un peso y dejarán de ser un flagelo, solo entonces estarás bien.

La meditación. Aquel que quiere comerse una papa, va hasta el huerto, labra la tierra y tiempo después toma la papa. Aquel que quiere una papa y se sienta a meditar, morirá de hambre. No he dicho que no sirva de nada, al final, si mueres, ya no tendrás hambre. Meditar es tranquilizar la mente y el cuerpo, tu alma es energía, la energía vibra en tiempo y espacio muy diferente a la tuya, jamás se detiene, en resumen, la energía no medita, los hombres sí. Tú decide qué quieres ser, energía o cuerpo. Quien no abre las piernas, no procrea y tú estás caminando con las piernas cerradas, si no abres las piernas no procreas. Te lo explicaré así: sales por una puerta, caminas y encuentras una novia, te quedas sentado, meditas y tienes una novia. Todo está en el lugar en el que lo quieras buscar, si buscas autocomplacencia la tendrás y te sentirás complacido y si buscas un camino y lo tomas, encontrarás al final de él lo que buscas, el problema es que puede que no te guste lo que encuentres, solo entonces podrás tomar otro camino, aprecia el camino en el que estás, por breves momentos cánsate de él, búscale los errores, quien encuentra los errores del camino en el que se encuentra, toma rutas alternas sin salir de su camino, entonces toma todas las verdades que le proporcionan el resto de caminos y crea su propia verdad. Dios es una verdad bizarra, Dios es la verdad que tú crees dentro de ti, quien crea su propia realidad, crea a Dios, teniendo claro que Dios no se cierra a ninguna realidad. Sigue donde estás y encuentra tus rutas alternas, si te cansa el camino en el que estás y encuentras una mejor ruta, dale una patada a lo que tienes, podrás regresar a ello cuando tú quieras, pero tendrás la mente más libre y con más información, quien bloquea tu información no es un maestro, quien te prohíbe informarte algo te quiere vender, quien permite que tomes toda la información y te guíe con ella, es un guía, no un maestro, los guías son mejores que los maestros porque no cobran.

Karma. ¿Qué karma tiene aquel que considera que su vida está en orden? ¿Qué karma puede tener aquel que fue criado por ladrones si para su conciencia estuvo correcto toda su vida? La enseñanza es clara. Todo lo que tu conciencia deba pagar se convierte en karma y si no eres consciente de tus deudas ¿cuánto debes?

Todo lo que hagas en la tierra se pagará en la tierra, eso es más antiguo que Matusalén. Todo, sin excepción. Lo que está escrito en tu línea de vida, aquello que te comunica con tu yo real debe darse y se dará, es línea de vida, es tu existencia misma, nada tiene que ver con las complacencias de tu cuerpo, ni con las exigencias de tu mente, ni con tu darma ni con tu karma. Lo escrito, escrito está y así deberá darse, lo que logres para ti durante el proceso de tu cuerpo físico  en este tiempo espacio será tuyo porque lo tomes o por conciencia. Nadie puede escapar de lo que para sí mismo está escrito, pero todos pueden formarse su propia realidad. No estás en el presente, ni siquiera estás en el futuro, has tenido deyavús. Cuando te encuentres en un deyavú, no recordaste lo que pasó, recordaste la estupidez que dejaste haciendo, recordaste que en ese punto de tu tiempo espacio algo debe cambiarse. Un deyavú es un recuerdo del pasado a corregirse, no del futuro a vivirse. Todos ustedes están perdidos en el tiempo espacio perdido de sus almas esperando corregir cada error que cometieron, por eso no hay karma, no hay darma, todas las paradojas en tiempo espacio corregirán todos los errores que el alma cometió, solo un alma completamente pura vuelve a ser Dios.

¿Qué te preocupa este momento? ¿Estás consciente del espacio en el que estás? ¿Con la gente en la que estás? ¿Cómo consideras a esta gente? ¿Cómo consideras la calle fuera de tu casa? ¿Cómo consideras a tu casa y tus padres? Ahora te explico. Preguntaste cómo llegar, el alma no tiene conciencia, tú has considerado muchas cosas en muy poco tiempo. Solo un hombre inconsciente es un hombre que llega a Dios, en todos los escritos y en todo pergamino ¿cuántas veces el Hijo de Dios visitó a su madre? En realidad, solo cuando se topó con ella la volvió a saludar con el mismo respeto y cariño que a una madre. La mente se condiciona al amor, al tiempo y al espacio, solo una mente que no se condiciona existe. Tus palabras, no las mías, tu mente se concentra en una sola cosa, el alma se interconecta con cada cosa, ser y existencia, no con una sola cosa, es la diferencia entre la conciencia del cuerpo y la conciencia del alma. Cuando el alma se conecta con toda la información, con el resto de almas y con todo lo existente puede tomar toda la información que necesite, cuando y como la necesite ¿de qué le sirve eso al alma? De alimento. Todo lo que llega al alma, llega a la mente y al cuerpo, pero si te encierras en un espacio vacío para estar bien contigo mismo ¿Qué puedes tomar?

-Paz.

¿Puedes dar esa paz a otros? ¿Enseñándoles qué?

-La misma meditación.

¿Y si a ti llegara alguien con cáncer? Si a ti llegara alguien con un problema es su próstata ¿Qué pudieras hacer? ¿Sentarlo a meditar? ¿Sabes cuánto le va a doler sentarse? ¿Y el alma que puede hacer si entra a los registros de todo el mundo, de todo ser y de cada existencia, si toma una cura y la devuelve al cuerpo de quien medita para dársela al enfermo? ¿Qué fue más valioso? ¿Qué debes alimentar entonces y que estás alimentando? No es lo mismo dar paz, la paz solo se siente, solo te alimenta a ti mismo ¿un enfermo de cáncer puede receptar tu paz? Sí, pero eso no le sirve de nada al enfermo, él no busca paz, busca curarse. No necesitas ayudar a todos. Dar información a quien la necesita, información que alimente su alma, ya es sanar, sentar a alguien a pensar en que nada existe es encerrarlo en su propia burbuja y tranquilizarlo. Jesús no vino a tranquilizar a nadie, vino a sanar, a exorcizar, a levantar muertos incluso, vino a enseñarles a compartir con el que no tiene ¿qué estás compartiendo? Al que no tiene pan, no le das paz si no tiene pan en su mesa ¿Qué estás compartiendo? La vibración no alimenta el estómago de un pobre. Aquel que sirve a los suyos a nivel físico, el término servir es exactamente eso, servir a otros, dar a otros, ser útil, aquel que sirve físicamente a otros, está sirviendo a sí mismo, eso alimenta el cuerpo y eso ayuda al alma a crecer, aquel que piensa en sí mismo nada tiene para dar, nada dará, solo se ha dado a sí mismo y a sí mismo se dará. Te – ti – tu, vienen de la conjugación yo, cuidar-te, yo me cuido. Puedes cuidar a otros sin descuidarte de ti mismo, si no tienes pan para dar a otro, puedes ayudarle a conseguir su propio pan. No te digo alimenta al que no tiene, te digo enséñale a buscar su alimento, pero debes saber que va a servir y que no, parte de  lo que tengas es parte de lo que puedes dar, mas debes pensar ¿qué más puedo dar? Aquel que se limita a dar lo poco que tiene, morirá de hambre tarde o temprano, pero aquel que enseña a dar y aprende a encontrar que más puede dar, nunca le hará falta y siempre podrá dar algo distinto al que necesite. No digo que vayan por el camino incorrecto, solo digo que hay caminos más largos, solo te doy opciones, la opción que te doy es la búsqueda de más caminos sin salir del tuyo.

No importa cuánto poder tengas, no importa cuánto poder tengan los que te aman, cuando ponen a alguien nuevo en un camino diferente, puede que ese alguien tenga lo que necesitas, solo debes preguntar, solo pide y se te dará, pide al correcto. No aceptes a nadie como superior jerárquico, acepta a alguien como un igual, en conocimiento y en razón, tal vez en poder.

Los grandes millonarios de la historia no invitan un café, piden ser invitados a uno. El egoísta es rico y algunos tienen corazón de madre, ¿quieres guardar? Sé egoísta. Un tacaño no es egoísta, un avaro sí.

Están próximas a acabarse las flacas delgadas, de nuestra boca escribieron, ustedes ya son los perros de los chinos, solo les falta hablar mandarín.