Fantasma Radio
Fantasma Radio Online - Trasmitiendo Desde La Ciudad De Cuenca Ecuador | By Powered Ecua Server HD
: El Colegio Alemán tiene todo listo para recibir a casi todos sus estudiantes. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Un nuevo año lectivo comenzará este miércoles 1 de septiembre del 2021 en la Sierra y Amazonía, y con ello, padres, representantes, alumnos y docentes ya se preparan para un nuevo ciclo que se extenderá hasta el 2022 y que estará marcado por un modelo de enseñanza híbrido. A diferencia del año pasado, en este 2021, en algunos casos, las escuelas y colegios volverán a ser ocupados por los niños, adolescentes y adultos, quienes, con la vehemencia de los padres y de las autoridades del Ministerio de Educación, se reencontrarán tras un año y medio de teletrabajo y de educación virtual obligada por la emergencia sanitaria. En Azuay, si bien 280 planteles educativos tienen aprobado su Plan Institucional de Continuidad Educativa (PICE), el cual es un requisito para el retorno progresivo de los estudiantes a las aulas, por lo pronto, muy pocos harán el uso de su permiso, debido a que hay varios factores que se deben considerar. Entre los puntos que deben tomarse en cuenta está el transporte, el número de estudiantes que regresará, los espacios que se usarán, y, por supuesto, las medidas de bioseguridad. Y todos ellos deben estar en una hoja de ruta que tendrá que seguirse una vez que los padres aprueben el regreso de sus hijos. En Cuenca, según los datos proporcionados por la Coordinación zonal 6 del Ministerio de Educación, 160 instituciones tienen aprobados sus PICE, pero solo algunas privadas servirán para el reencuentro de los estudiantes y docentes.
En el caso de las públicas que se encuentran en la zona urbana todavía no hay una decisión para reabrirlas. Sin embargo, en las zonas rurales, como es el caso de Victoria del Portete y Quingeo, en donde se encuentran las Unidades Educativas del Milenio, ya se planifica el regreso gradual de los estudiantes porque hay una experiencia previa. En junio pasado, tanto las instituciones de Victoria del Portete como la de Quingeo ya recibieron alumnos para hacer una serie de pruebas de cómo funcionará el modelo híbrido de educación que ha obligado a implementar la emergencia sanitaria. Ahora, con el nuevo año lectivo que se avecina, los administradores de ambas instituciones están consultando a los padres si desean que sus hijos regresen a las aulas. De ser afirmativa la respuesta, se prevé que para mediados de septiembre los niños y adolescentes tengan clases presenciales. “El 2 de septiembre estaremos presentando a los padres el documento para saber si quieren las clases presenciales. Por lo pronto nosotros empezaremos con la virtualidad, pero los profesores y personal administrativo ya están yendo todos los días a la institución”, explicó Margarita Segovia, rectora de la Unidad Educativa del Milenio de Quingeo. Según indicó, la idea es seguir aplicando el plan que ya usaron en junio para las clases presenciales: dividir por grupos a los estudiantes para que asistan en distintos horarios. Por ejemplo, un grupo asistía de 08:00 hasta las 10:00, y otro grupo de 10:00 hasta las 12:00.

Instituciones que sí aplicarán el modelo presencial

Entre las instituciones que sí habilitarán su infraestructura desde el 1 de septiembre está el Colegio Alemán, ya que el 95 % de estudiantes, a través de sus representantes, decidieron optar por el regreso a la presencialidad. El establecimiento particular también ya tiene experiencias previas que fueron ganándose a finales del año pasado y principios de este 2021. Y para el nuevo año lectivo no habrá excepciones porque el número de estudiantes que desean las clases presenciales ha aumentado. Un poco más de 700 jóvenes regresarán a las tres hectáreas que tiene la unidad educativa. Para ello, la institución aumentó el número de espacios de aseo, creó zonas de alimentación, individualizó los pupitres y delimitó los sectores por niveles, es decir, los estudiantes de los distintos grados tendrán sus propios lugares para evitar el contacto. “Nosotros organizamos como una forma de rotación porque tenemos un aforo. Y los estudiantes que quedan fuera de este aforo se quedan en la casa. Además tenemos diferentes entradas. Cada grupo tiene su entrada. Las busetas tienen su entrada. Así nos organizamos”, explicó Thomas Strobel, rector del Colegio Alemán de Cuenca. El plan de la institución alemana es prácticamente el mismo que se siguió cuando el Ministerio de Educación les permitió ofertar las clases presenciales ya que funcionó, según Strobel, porque no se registraron contagios entre los estudiantes que asistieron a las aulas. (AWM)-(I)